EL GRACIOSO XVI. El Pinocho de Reino de Cordelia

El Pinocho era un loco de mi pueblo. También le llamábamos así a un compañero mío del colegio. El Pinocho de mi pueblo creo que era un exhibicionista porque cuando lo provocabas un poco se bajaba los pantalones y te enseñaba el pito. Supongo que por ese matiz era por lo que lo llamaban Pinocho.

Ese compañero de colegio tenía el mote de una manera mas, digamos, canónica, porque realmente nunca enseñaba el pito y se lo llamábamos por su nariz. Todos teníamos motes en aquella época y era mejor tenerlo porque eso significaba que pertenecías a la sociedad, que no eras un paria y detestado por los demás niños.

Supongo que todos hemos conocido a algún Pinocho en nuestras vidas, porque yo conozco a dos y no es que haya visto mucho mundo. Alguno si. Pero no mucho.

El tema es que siendo de esa manera o no, todos hemos visto el Pinocho de Disney. Es una de esas cosas que se hacen en la vida no? Es como leer el primer párrafo del Quijote. Ya no digo el libro entero. Aunque es cierto que el siglo XX ha quedado relegado por este post modernismo deprimente de hoy en día. 

Ahora estoy leyendo Dracula. La edición de reino de Cordelia. Bueno no, en realidad estoy leyendo la fantástica, maravillosa, supercalifragilistica edición de reino de Cordelia. Me esta resultando una lectura genial, siempre de la mano de las sensuales ilustraciones de Fernando de Vicente. Otro día os hablo de ella.

Y después de esta introducción como sabéis, un corto nudo y desenlace ¿para qué más? 



Pues eso. Deciros que el próximo reino de Cordelia que me pille va a ser ese Pinocho de Coloddi que se publicó hace nada y del que recomendé en el podcast. Escuchad su fantástico análisis en el programa dedicado de La Milana Bonita.

Es el Pinocho original, el Pinocho turbio. Porque la historia de los Pinochos siempre ha sido, originalmente un poco turbia.



Ese muñeco de madera que cobra vida y hace fechorías, miente, y le sale conciencia.

Un libro con una edición ex qui si ta como nos tiene acostumbrados la editorial. Con ilustraciones de Manuel Alcordo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s